Uno de los servicios más habituales a la hora de cambiar de look que realizamos los estilistas profesionales en Alcobendas es el cambio de color del cabello, un proceso que se puede realizar fundamentalmente con dos métodos distintos: con el clásico tinte o con el baño de color.

Muchos clientes nos preguntan en Laura Bernal Estilistas por las diferencias entre estos dos métodos, un asunto que vamos a abordar en las siguientes líneas, conscientes de que hay quienes los confunden. Para empezar, una diferencia muy evidente son los ingredientes, ya que mientras el baño de color tiene una formulación a base de ingredientes vegetales, lo que evidentemente evita cualquier daño al cabello, el tinte sí incorpora productos químicos, aunque los hay sin amoníaco. No obstante, las mujeres llevan utilizando este método durante décadas, sin problemas graves en términos generales.

En cuanto al método de aplicación por parte de los estilistas profesionales en Alcobendas, explicar que el baño de color es mucho más sencillo, casi como si fuera un champú en el que lo único importante es cubrir toda la superficie del pelo de una forma homogénea, mientras el tinte ya sabemos que tiene unas instrucciones más precisas en función del fabricante, con unos tiempos muy específicos.

El baño de color es más bien una solución temporal de unas 4-5 semanas para devolver la intensidad e hidratación al cabello, incluso si no hay canas, siendo utilizado simplemente para intensificar el tono natural. Sin embargo, el tinte suele ser una solución más duradera, ideal para cambiar completamente de look y de tono, solo que tiene el inconveniente de que a medida que el pelo crece, comienzan a aparecer raíces de otro color que es necesario retocar.

Categories: BLOG